Deportes

¡Atención! Científicos dudan de pronto reinicio del fútbol en Colombia

¡Atención! Científicos dudan de pronto reinicio del fútbol en Colombia

Hablan del 30 de agosto. Es lo que los directivos en Dimayor estiman para reactivar la competencia, que paró en marzo y que en casi cinco meses de inactividad generó una crisis económica sin precedentes en el fútbol colombiano.

Pero el cálculo puede ser, antes que optimista, inexacto. Médicos e infectólogos que sigan al detalle la evolución del coronavirus covid-19 en el país y en el mundo, tienen dudas no solo de la fecha sino de estrategias como la reactivación en una sola región del país con baja tasa de contagios, de la concentración estricta para limitar la expansión del virus y hasta del impacto que el clima pueda tener en la evolución de la enfermedad. Por eso piden, antes que presión, prudencia y responsabilidad.

“No es tiempo para hablar de fútbol en el corto plazo en Colombia”, dijo Carlos Francisco Fernández, asesor médico de la Casa Editorial El Tiempo. Es un buen resumen de la preocupación de los especialistas.

¿Regreso en el Eje Cafetero?



El tema comenzó con la revelación que hiciera Tulio Gómez, máximo accionista del América, sobre la charla que tuvo con el presidente Iván Duque, quien le habría sugerido volver a la competencia en una sola región, concretamente en el Eje Cafetero.

Según Jorge Cortés, profesor de la Universidad Nacional e infectólogo del Hospital Universitario, la estrategia debería ir justamente en el sentido contrario y orientarse no a sitios con bajos contagios sino a aquellos que por superar el pico tienen más y mejores herramientas para combatirlo: “Manizales o Bucaramanga, por ejemplo, han estado libres, ¿pero seguirá así o cuando empiece la circulación de personas (en un regreso del fútbol) o habrá rebrote? Yo pensaría que sí. Los sitios donde uno tendría mejor opción de jugar es donde ya pasó el brote, por ejemplo Barranquilla o Bogotá, porque la gente susceptible sería menor. No sé si es la mejor solución. Pero sé que mucha gente susceptible se infecta con mayor facilidad”.

En ese mismo sentido está la opinión de doctor Fernández, quien desaconseja la idea de la que habló Gómez: “Creo que lo que están planteando para el Eje Cafetero es absurdo. Allá la pandemia está más atrás y puede que en el tiempo en el que planean las cosas se acelere la pandemia y sea una tragedia”.

En su opinión, tampoco es tan seguro ir a una ciudad con alto número de casos pues existe el mismo riesgo del que habla su colega: “Está bien pensar por ejemplo en Barranquilla, sin embargo puede haber rebrotes por lo que habría que esperar un tiempo para que las cosas se estabilicen”.

Pero en ese punto es un poco más optimista José Millán Oñate, presidente de la Asociación Colombiana de Infectología, para quien el caso de Europa, donde en general ha sido posible terminar los torneos, es un buen espejo: “Europa tuvo algo y es que los casos subieron de manera dramática, porque la famosa curva ellos la subieron de un golpe, el virus atacó de manera simultánea y mucha gente se infectó. En Colombia no estamos en ese momento, hemos venido bajando la velocidad de la tasa de contagios para que sea constante pero muy lenta y eso lleva a que el virus esté circulante…. Medellín, Cali, Bogotá y Barranquilla están en otro momento epidemiológico”.

¿Y si fuera una ‘cuarentena estricta’?

El coronavirus covid-19 se transmite básicamente por el contacto entre las personas y es lo que explica la necesidad del aislamiento que se viene aplicando desde el pasado mes de marzo. Podría, según los especialistas, aplicar al fútbol, pero tiene sus riesgos.

“Concentrar tiene ventajas: si usted tiene a todo el mundo en un solo sitio y nadie está infectado eso garantizaría que no expanda el virus porque no hay circulación externa. Pero es una apuesta a todo o nada: si entra uno contagiado se lleva muchísima gente al tiempo”, explicó el doctor Cortés.

“Mientras la gente circule el riesgo existirá. A pesar de todos los protocolos, que en general disminuyen la probabilidad de contagio, pero no en este caso, porque es un deporte de contacto, piense que si el virus pasa y llega a la persona no hay nada que la proteja. No estoy seguro si es mejor en un sitio que en varios, sobre todo si viajan en vuelos privados. Si circulan da todo lo mismo”, añadió.

Para el doctor Millán, en cambio, si se organiza bien e incluso habilitando vuelos privados con todas las condiciones de seguridad, puede ser viable: “Si llevas los equipos a donde hay menos virus circulando y limitas el desplazamiento, limitando todos los contactos familiares, puede funcionar. Mi opinión personal es que tiene razón el Gobierno, pero tenemos que estar muy abiertos a que el comportamiento del virus cambie las condiciones”.

De hecho, revisando la última declaración del Ministro de Deporte, Ernesto Lucena, por ahí va la invitación: “Me llegaban noticias ayer de que querían hacerlo en todo el país, yo eso lo veo difícil. Lo que le hemos dicho es cómo podemos encapsularlos en una misma región cercana donde la curva epidemiológica no esté muy alta y sobre esa podamos desarrollar un torneo con muchísima calma, con todos los protocolos y sin tener a los jugadores viajando por todo el país”.

Un lío más: el factor clima

Bien dice el doctor Cortés que una explicación a la posibilidad de finalizar los torneos a Europa tiene que ver directamente con el sol.

“No sabemos qué pasará en septiembre, esperamos que el pico vaya hasta agosto, principios de septiembre quizás. Ese pico hará que más o menos, por lo visto en Europa y otros países, el 10 o 15 por ciento de personas estén infectadas. En ese momento la epidemia disminuye de forma notable, por eso juegan ahora en Europa, porque estamos en lo más caliente del verano. Pero no sabemos qué pase en invierno, que para nosotros es en septiembre, que es nuestra época de lluvias. No sabemos si haya o no rebrote”, explicó.

Es la misma duda del doctor Fernández: “Si hay lluvias eso puede empeorar las cosas”.

En contraste, el doctor Millán cree que el comportamiento del virus ha sido bastante estable y podría no verse afectado en una estación de lluvias: “Los virus respiratorios, en términos generales, prefieren el frío y la lluvia, pero el coronavirus se pensaba que no afectaría zonas cálidas y resultó que tuvo el mismo comportamiento en Bogotá, Barranquilla, Cartagena… no parece que el cambio climático incida en la aceleración de la expansión del virus. Lo que lo cambia es el comportamiento individual y colectivo”.

De esta manera, si no hay una sola opinión en términos científicos, claramente puede esperarse que entre los 36 presidentes de la Dimayor no exista consenso. En todo caso, las dudas científicas tienen mucho sentido, lo que sube las exigencias a un punto que no se puede establecer en este momento y expone al fútbol a una nueva suspensión abrupta, pues nadie tiene certezas sobre la evolución del virus. Hay que estar listo para todos los escenarios, pero hay que permitir que esta vez sea la ciencia y no el bolsillo el principal consejero.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

COMENTAR

GUARDAR

Artículo guardado
Para consultarlo en otro momento,
visite su zona de usuario.

Este artículo ya fue guardado
Para consultarlo en otro momento,
visite su zona de usuario.

El artículo no pudo ser guardado, intente nuevamente

error: